3.11.09

Amiga mía, nos estamos haciendo viejas. Entre dimes y diretes, remilgos y telenovelas a las 7 de la tarde, los muslos se hacen roñosos y los senos se caen. Las antiguas heridas han cicatrizado, queratinizado e impedido nuevos dolores.

Movimientos torpes en la soledad de las tardes tejiendo a tu lado. Envejecemos, y no hay quien jale de nuestros cabellos por las noches ni a quien trapearle las pisadas, envejecemos y solo nos queda el parque donde los niños que nunca fueron nuestros se divierten.

¡Nos estamos haciendo viejas!

Amiga, remenedemonos. Cosamonos la una a la otra para no morir solas . Yo te jalaré los cabellos y tu trapearas mis pisadas cuando llegue del mercado. O viceversa.

Ámame amiga. No nos queda nada más que eso, las telenovelas y los niños jugando a las escondidas...


------------------------------------------------


No me quiero morir sola.:.

5 comentarios:

Lobo Estepario dijo...

Bastante emotivo tú texto! Escatológico proyecto de sabernos inmortales, inmortalidad tan ansiada por el hombre (y que en éstas dos amigas no es la excepción), y el miedo a lo solitario del sepulcro (unica realidad ligada a la existencia misma).
Me agradan los relatos que no son lineales, sino que regresan de algún modo al inicio...
"Amiga, remenedemonos. Cosamonos la una a la otra para no morir solas . Yo te jalaré los cabellos y tu trapearas mis pisadas cuando llegue del mercado. O viceversa"...estremecedor, escalofriante, seguro y real!
Saludos,
P.D. Gracias por pasar a comentar!

Pesadilla dijo...

CUídate cuando no queden novelas de las siete y niños jugando, ese día moriremos solos

Alther Ego dijo...

Tu capacidad para escribir de lo que sea... y de esta manera...

Clap Clap (aplausos en lenguaje onomatopeyico)

Jinete_Enmascarado dijo...

jaja muy bueno
a favoritos te vas, me gusto tu post de las toallas sanitarias Xp

ana dijo...

hermoso.

yo tampoco.